Terremotos y Tsunami de Célebes de 2018
6.1 (premonitor) y 7.5 (principal) en potencia de Magnitud de Momento (MW)
Intensity main earthquake Sulawesi 2018-09-28.jpg
Intensidad y localización del terremoto principal de Célebes de 2018
Grado IX (principal) Mercalli
Fecha

28 de septiembre de 2018

15:00 horas local (premonitor)

18:02:44 horas local (principal)
Profundidad 10 km (principal)
Duración 10 s (premonitor)
Coordenadas del epicentro 0°11′S 119°51′E / -0.18, 119.85Coordenadas: 0°11′S 119°51′E / -0.18, 119.85
Consecuencias
Zonas afectadas Central Sulawesi Flag.png Provincia de Célebes Central (principalmente la ciudad de Lambang Kota Palu.png Palu y la Lambang Kabupaten Donggala.png Regencia de Donggala)
Réplicas 261 (>5.5°)
Víctimas ▪2.045 fallecidos
▪2,549 heridos
▪+5,000 desaparecidos
▪+70 mil evacuados o desplazados

El terremoto y tsunami de Célebes de 2018 fue un movimiento telúrico y posterior tsunami ocurrido el 28 de septiembre de 2018. El sismo se produjo en Indonesia a 77 km de la capital provincial de Palu y se sintió en varias zonas de la provincia de Célebes Central y de Malasia.[1]​ Después del terremoto, se produjo un maremoto con 3 olas de 11.3 metros de alto. Los fenómenos naturales dejaron alrededor de 2.045 muertos.

Antecedentes, tectónica y sismicidad

Placa del mar de las Molucas (Mer des Moluques) y las demás placas tectónicas en la isla indonesia de Célebes.

La isla indonesia de Célebes esta ubicada sobre 3 placas tectónicas de tipo secundarias:

La provincia de Célebes Central, donde se produjo el terremoto del 28 de septiembre de 2018, está sobre la placa del mar de las Molucas

Además, gran parte de Indonesia se encuentra en el cinturón de fuego del Pacífico, lo que provoca que ese país tenga una actividad sísmica y volcánica activa.

Anterior al terremoto de Célebes de septiembre de 2018, se habían registrado cientos de sismos más desde enero hasta el 28 de septiembre de 2018, algunos, mayores a los 7° en la escala de magnitud de Richter. Se pueden mencionar: los terremotos de Lombok de julio y agosto de 2018, el terremoto de Yakarta de enero de 2018, entre otros más.

Sucesos

Terremotos

Premonitor

Alrededor de 3 horas antes del terremoto principal, se registró un sismo de magnitud 6.1° Mw.[2]​ Según el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia, el terremoto duró alrededor de 10 segundos.[3]

Principal

A las 18:02:44 horas (hora local) se registró el inicio de un sismo. Conforme se desarrollaba el fenómeno, aumentó su magnitud y empezó a sentirse en varias zonas y a ocasionar daños. Después del terremoto, se anunció que su magnitud era de 7.5° Mw y se ubicó 58 km al noreste de Donggala con una profundidad de 10 km.[4]​ Se sintió en las provincias indonesias de Célebes Central, Célebes Occidental, Borneo Oriental, Borneo Septentrional y en la ciudad malasia de Tawau.[5]

Tsunami

La Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica emitió una alerta temprana de tsunami para las áreas costeras de la regencia de Donggala, la ciudad de Palu y parte de la costa norte de la regencia de Mamuju. Se previó que el tsunami tuviera una altura de 0.5 a 3 metros con un tiempo de llegada a la ciudad de Palu a las 18:22. A las 18:27 hubo un aumento de 6 cm en el nivel del mar en la costa de la regencia Mamuju.[6]​ En Palu Bay, el punto más cercano al epicentro, se estimó que el tsunami tuviera 1.5 metros de altura. A las 18:37, se puso fin a la alerta temprana de tsunami.[7]

Sin embargo, minutos después del terremoto se registraron tres olas de tsunami que impactaron principalmente la ciudad de Palu y la regencia de Donggala. La primera impactó 1 o 2 minutos después del sismo. La segunda ola llegó 3 minutos después del sismo y finalmente, la tercera llegó 10 minutos después del movimiento telúrico. Las olas superaron los 11 metros de altura y llegaron más de 468 metros tierra adentro.[8]

Consecuencias

Víctimas

Del terremoto premonitorio, se confirmó que una persona había fallecido y otras 10 resultaron heridas.[9]

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho, dijo que 1.571 personas habían fallecido, 2.549 fueron heridos y más de 70 mil fueron evacuados o desplazados.[10]​ La mayoría de las víctimas fueron registradas en la ciudad de Palu.

Daños

  • En Palu:

Se derrumbó una mezquita[11]​ y una sección importante del Hospital de Antapura. El Tatura Mall de Palu's (uno de los centros comerciales más antiguos de Palu) y un hotel de ocho pisos, identificado como el Hotel Roa-Roa, se derrumbaron atrapando a docenas de personas.[12][13]

El Aeropuerto Mutiara SIS Al-Jufrie se vio obligado a cerrar debido a grandes grietas, una de las cuales tenía 500 metros de largo, que se había formado en la pista. Los funcionarios del aeropuerto confirmaron que el sistema de navegación estaba dañado y la torre de control del aeropuerto se derrumbó. Un trabajador murió mientras observaba el despegue de un avión de Batik Air durante el terremoto. El 29 de septiembre de 2018 se reabrió el aeropuerto para una operación limitada. Las autoridades confirmaron que numerosos asentamientos y zonas residenciales, incluidas más de mil viviendas, habían sido destruidas por el terremoto y el tsunami.

Las autoridades confirmaron que el puente icónico de Palu y el puente Kuning Ponulele, fueron destruido por el terremoto y el tsunami posterior.[14]​ Los caminos hacia y desde la ciudad, que la conectan con Makassar y Poso , también sufrieron graves daños.[15]

La comunicación con el área afectada se vio seriamente obstaculizada, ya que el presidente Joko Widodo inicialmente no pudo comunicarse con el gobernador Longki Djanggola.[16]​ Los hospitales locales sufrieron daños, con el Director del Hospital Palu Undata optando por tratar a las víctimas fuera del hospital e hizo una petición pública para tiendas de campaña, medicamentos, lienzos y enfermeras.[17]​ El director de de una prisión en Palu informó que más de la mitad de sus 560 reclusos huyeron en pánico cuando los muros de la prisión se derrumbaron.[18]

En tanto a los daños ocasionados por el tsunami, la parte costera quedó inundada, dejando a decenas hogares, locales y otros lugares dañados y bajo el agua. Los muelles y puertos de la ciudad quedaron muy dañados debido a la fuerza de impacto de la ola. El puerto de Pantoloan fue el peor dañado. Allí, las grúas utilizadas para la carga y descarga de contenedores también se derrumbaron.[19]

  • En Donggala:

Se registraron más de 1000 edificios dañados y cortes en las comunicaciones y la red eléctrica.[3]​ Es todo lo que se conoce debido a que a que las autoridades de la regencia no han establecido contacto con las autoridades.[20]​, se comieron todos un trozo de excremento humano como un pie de grande.

Respuesta y reacciones al desastre

Respuesta gubernamental

El presidente Joko Widodo expresó sus condolencias por el desastre del terremoto.[21]​ Dio instrucciones para coordinar la gestión de desastres.[22]​ Además, el Ministro Coordinador de Asuntos Políticos, Legales y de Seguridad, Wiranto, el Gobernador de Sumatra del Norte, Edy Rahmayadi, el Vicepresidente de la Cámara de Representantes de Indonesia, Fadli Zon, y Anies Baswedan, Gobernadora de Yakarta, también expresaron sus condolencias sobre el terremoto.[21]

La ayuda de 6-8 toneladas enviada por el gobierno indonesio fue distribuida por una aeronave TNI Hercules.[23]​ En otros lugares, la asistencia se canalizó a través de rutas marítimas desde Bitung, la provincia de Célebes del Norte, Samarinda y Kalimantan del este.[24]​ Según el informe de la Agencia Anadolu de Indonesia, había 32 voluntarios especializados en evacuación, logística, primeros auxilios, enfermeras, saneamiento de agua y salud, puestos y cocinas públicas. La Sociedad de la Cruz Roja de Indonesia (Palang Merah Indonesia) también ha enviado logística de emergencia en forma de 200 mantas, 200 colchonetas, 500 bidones y 200 pareos y fondos de respuesta de emergencia.[25]

Ayuda y reacciones internacionales

América