Denominación colectiva aplicada a las comunidades indígenas de América desde el año 2007.

El uso del término se ha difundido por su empleo en los Estudios Culturales, las cátedras universitarias y la prensa, en los cuales se lo considera una manera políticamente correcta de referirse a las comunidades indígenas.[1]

Jorge Fernández Chiti argumenta que otra denominación común para los pueblos autóctonos de América ―como «indio»― es etnocentrista e impuesta por los colonizadores como manera de destruir su identidad.[2]

De este modo el término «indio» (‘habitante de la India’),[3]​ o incluso «amerindio», refleja las erróneas ideas de los conquistadores europeos, quienes creían haber encontrado en el continente americano la costa oriental de la India.[4]

Salón Pueblos Originarios 04.jpg

«Aborígenes»[5]​ (del latín ad origine) significa ‘[que vive en en lugar] desde el origen’.[6][7]

«Indígenas» significa ‘población de allí’.[8]​ Una definición más descriptiva, y no limitada a los marcos de la etimología, apunta a que «son los descendientes de quienes estaban en el lugar antes de la llegada de otros que ahora constituyen la sociedad mayoritaria y dominante. Se definen en parte por su ascendencia, en parte por los rasgos particulares que indican su diferencia en relación con quienes llegaron más tarde, y en parte por la visión que tienen de sí mismos».[9]

Véase también