Heparina
Heparin General Structure V.1.svg
Tinzaparin sodium ball-and-stick.png
Nombre (IUPAC) sistemático
Heparina
Identificadores
Número CAS 9005-49-6
Código ATC B01AB01 C05BA03 S01XA14
PubChem 22833565
DrugBank DB01109
ChemSpider 172161
UNII T2410KM04A
ChEBI 526514
Datos químicos
Fórmula C26H41N1O=34S4 
Peso mol. 12000–15000 g/mol
Farmacocinética
Biodisponibilidad Errática
Metabolismo Hepático
Vida media 1.5 horas
Excreción Renal
Datos clínicos
Cat. embarazo C
Estado legal Prescripción médica
Vías de adm. intravenosa, subcutánea
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

La heparina (del griego ηπαρ (epar), hígado), un glicosaminoglicano muy sulfatado, se utiliza ampliamente como anticoagulante inyectable, y tiene la densidad de carga más alta conocida de todas las biomoléculas. También se puede utilizar para formar una superficie interior anticoagulante en diversos dispositivos experimentales y médicos tales como tubos de ensayo y máquinas de diálisis renal.

A pesar que su uso principal en medicina es como anticoagulante, su verdadero papel fisiológico en el cuerpo permanece incierto, debido a que la anticoagulación de la sangre se consigue principalmente mediante proteoglicanos de sulfatos de heparina derivados de las células endoteliales.[1]​ La heparina se almacena generalmente dentro de los gránulos secretores de mastocitos y se libera en el sistema vascular sólo en los sitios de lesión de los tejidos. Se ha propuesto que, en lugar de anticoagulación, el propósito principal de la heparina es la defensa en tales sitios contra las bacterias invasoras y otros materiales extraños.[2]​ Además, esto se observa a través de un número amplio de diferentes especies, incluyendo algunos invertebrados, que no tienen un sistema de coagulación de la sangre similar.

En la naturaleza, la heparina es un polímero con una cadena de tamaño variable. La heparina no fraccionada como producto farmacéutico es heparina que no ha sido fraccionada para aislar la fracción de moléculas con bajo peso molecular. En cambio, la heparina de bajo peso molecular se ha sometido a fraccionamiento para el propósito de hacer su farmacodinámica más predecible.

La heparina está en la lista de medicinas esenciales de la OMS, una lista con la medicación más importante necesaria en un sistema de salud básico.[3]

Historia

Un vial de heparina sódica para administración parenteral

La heparina fue originalmente aislada de células hepáticas, de ahí su nombre, por investigación de la Universidad Johns Hopkins.

Mecanismo de acción

La heparina es una sustancia natural que actúan de la sangre que ayuda al proceso de la anticoagulación sanguínea. Actúa sobre la trombina, que desempeña un importante papel en la formación del coágulo en la sangre. La heparina clásica ejerce su efecto anticoagulante acelerando la formación de complejos moleculares entre la antitrombina III y los factores II (protrombina), IX, X, XI y XII, que quedan inactivados. Tiene particular importancia la acción ejercida sobre la trombina y el factor X.

Intoxicación por heparina

En el caso de sufrir intoxicación por heparina, el antídoto empleado es la protamina, en dosis de 1 mg i.v. por cada 100 unidades de heparina administradas en las últimas cuatro horas.

Reacciones adversas

Puede producir hemorragias severas, trombocitopenia, osteoporosis, taponamiento cardíaco agudo, lesiones dérmicas e hipersensibilidad al medicamento.

Heparina sintética

El equipo de investigación internacional que dirige el estadounidense Robert Lindhardt, en el que participan investigadores españoles del CSIC y de la Universidad de La Rioja, España, logró sintetizar la heparina en pequeñas dosis, aunque en un plazo de 5 años esperan poder obtenerla en grandes cantidades.[4]

Vida útil

La vida útil estimada va de los 18 meses a los tres años, dependiendo del fabricante.

Véase también