Un dedo índice
Radiografía de una mano derecha con duplicación del dedo corazón

Los dedos son las extremidades de la mano y del pie del ser humano y de otros animales como los grandes simios. Son también las diez puntas de las extremidades que pueden apreciar la forma, tamaño, textura y temperatura de un objeto.

Dedos de la mano

El ser humano tiene cinco dedos en cada mano y reciben el nombre de pulgar (dedo gordo de la mano o primer dedo de la mano), índice (o segundo dedo de la mano), medio (tercer dedo de la mano, dedo corazón, dedo cordial o dedo mayor), anular (o cuarto dedo de la mano) y meñique (quinto dedo de la mano o dedo auricular).

Dedos del pie

En cada pie también hay cinco dedos. La terminología anatómica se refiere a esta porción del cuerpo como dedos del pie con el código A01.1.00.046 (Digiti pedis). También se le han llamado a los dedos de los pies "ortejos", galicismo proveniente de 'orteil', del latín 'articulus' (articulación pequeña).[1]​ En español, se derivó la palabra artejo que significa nudillo.[2]

A diferencia de lo que sucede con la mano, en el pie, en lugar de usar un nombre diferente para cada dedo, en el ámbito científico es habitual referirse a ellos por el número que ocupan, y empiezan a contarse desde la parte de dentro. Por ejemplo, el dedo gordo es el «primer dedo del pie», el siguiente el «segundo dedo del pie», y así sucesivamente.

Solo algunos dedos del pie tienen un nombre específico equivalente al nombre correspondiente del dedo de la mano: dedo gordo[3]​ (Hallux, dedo pulgar[4]​), dedo meñique[5]​ (dedo auricular).[6]

Falanges

Los huesos de los dedos se llaman falanges. Cada dedo posee tres, excepto los pulgares y dedos gordos del pie, donde hay solo dos. La falange proximal de cada dedo se articula con el hueso metatarsiano correspondiente.

Véase también