Inmigrantes venezolanos llamados de forma coloquial «areperos» por vender de forma provisional arepas en diversos puntos de Perú.[1]

La crisis migratoria venezolana[2]​, denominada también éxodo venezolano[3]​ o tercera oleada migratoria venezolana,[4][5]​ es una crisis humanitaria por el incremento del flujo descontrolado procedente de Venezuela[6]​ que data desde el 2016. En el 2015, 697 562 venezolanos en el exterior, que representa el 2,3 % de la población total, pasó al 2017 a tener casi 5,4 % de la población del país, alrededor de un millón 421 mil personas.[7]​ En el 2018, 2,3 millones de venezolanos están fuera de su país, aproximadamente el 7 % de la población.[8]

Entre ellos se encuentra solicitantes de asilo, refugiados[9]​ y migrantes económicos.[2][10]​ En el 2016, 27 000 venezolanos que solicitaron asilo[11]​ se incrementó en el 2017 a 111 600 según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).[12]​ Para septiembre de 2018, el representante regional de ACNUR para Estados Unidos y el Caribe oficialmente comparó a la crisis con la escala de la crisis de refugiados de la Guerra civil siria.[13]

La crisis surgió debido a factores políticos, socioeconómico y la situación de inseguridad y violencia en Venezuela.[2]

La mayor concentración de la emigración venezolana se encuentra en Colombia, Perú, y Chile. Los flujos hacia los destinos históricos como Estados Unidos y España se diversificó hacia otros destinos como Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, México, Panamá, Perú y Uruguay, asimismo las islas caribeñas de Aruba, Bonaire, Curazao, República Dominicana y Trinidad y Tobago, y en menor medida a Australia, Bolivia, Francia, Guyana, Italia, Países Bajos, Paraguay, Portugal y Reino Unido.[14][15]

La denominada "tercera oleada migratoria venezolana” se caracteriza por ser "principalmente un segmento de clase media" que cuenta educación superior pero asalariados que “no tienen grandes fuentes de riqueza”,[4][5]​ además de ser en su mayoría población joven.[16]​ La "oleada" tiene como antecedentes el cierre de la frontera con Colombia ordenado por Maduro el 19 de agosto del año 2015 y reapertura de la frontera en el 2016.[17]​ La OEA y voceros de la agencia de refugiados de Naciones Unidas, ACNUR lo catálogaron como el éxodo más grande que ha existido en la historia del hemisferio occidental en los últimos 50 años.[18][19]

El 7 de octubre el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi en su visita a la frontera colombo-venezolana para constatar la gravedad de la situación calificó de "crisis monumental" la emigración venezolana.[20]

Éxodo 2015-actualidad

La emigración reciente que ha salido desde Venezuela es de casi el 80 % durante el 2016 y 2017.[7]​ Los venezolanos en el exterior en el mundo pasó de menos de medio millón en el 2005 a más de dos millones y medio en el 2018. La población venezolana en el exterior en América del Sur se incrementó en el 2015 de 88 975 a 885 891 en el 2017. En el Caribe se duplicó la población venezolana del 2015 al 2017.[14]​ Los inmigrantes venezolanos en Latinoamérica se incrementó en 900 %, de 89 000 a 900 000 personas entre 2015 y 2017.[14]​ Por esta razón, las organizaciones internacionales que colaboran con las medidas paliativas han comenzado a operar principalmente en los países sudamericanos.

Venezolanos en el exterior[7]
Países 2015 2017 2018
Bandera de Canadá Canadá 17 898 18 608
Bandera de Colombia Colombia 48 714 600 000 1 032 000 (octubre)[21]
Bandera de Costa Rica Costa Rica 6437 8 892
Bandera de Chile Chile 8001 119 051 100 000 (octubre)[22]
Bandera de Ecuador Ecuador 8901 39 519 220 000 (octubre)[22]
Bandera de Argentina Argentina 12 856 57 127 130 000 (octubre)[22]
Bandera de Brasil Brasil 3245 35 000 85 000 (octubre)[22]
Bandera del Perú Perú 2351 26 239 550 000 (octubre)[23]
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos 255 520 290 224
Bandera de México México 15 959 32 582 65 784
Bandera de Panamá Panamá 9883 36 365 94 000 (octubre)[22]
Bandera de Uruguay Uruguay 1855 6 033
Bandera de España España 165 895 208 333
Bandera de Italia Italia 48 870 149 831
Bandera de Portugal Portugal 24 174 24 603

Respuesta internacional

  • La Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) nombró a Eduardo Stein (ex vicepresidente de Guatemala desde 2004-2008) como representante para la crisis migratoria venezolana.[24]
  • La Organización Internacional para las Migraciones apoya mediante la identificación y reubicación en Brasil.
  • La ACNUR gestiona los nuevos refugios, el registro e identificación en Brasil. En marzo de 2018, la ACNUR instó a los gobiernos receptores de venezolanos tener mecanismos orientados a la protección y acceso a procedimientos de asilo.[25][26]
  • El Programa Mundial de Alimentos (PMA) financia con ayuda alimentaria en Colombia.[27]
  • El director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, pidió a los países latinoamericanos facilitar el acceso al trabajo a los miles de venezolanos que han abandonado su país.[28]
  • La Organización de los Estados Americanos convocó una sesión extraordinaria para tratar el tema, en donde se llegó a un acuerdo para la recaudación de fondos destinado a la ayuda a los migrantes, y la creación de una comisión liderada por el opositor exiliado David Smolansky para su evaluación.[29][30]
  • El Grupo de Lima decidió que los títulos universitarios serían aceptados sin necesidad de ser apostillados en los territorios de sus 14 países miembros.[31]
  • Colombia implementó el Permiso Especial de Permanencia. En el 2016 se creó la ‘tarjeta de movilidad fronteriza’ llegado a expedirse 1’624.000 tarjetas.[32]​ El 18 de febrero de 2018 el presidente de Colombia pidió la ayuda internacional.[33]
  • Perú dictó el “Permiso Temporal de Permanencia”.
  • Chile otorga la visa de “responsabilidad democrática”.[34]
  • Panamá solicita visa a los venezolanos desde 1 de octubre de 2017.[11]​ Posteriormente indicó que ese país entregará visas de 5 años a los ciudadanos venezolanos.[35]
  • Estados Unidos ofrece ayuda económica al gobierno de Colombia para atender a los migrantes venezolanos.
  • Argentina simplificó el trámite de residencia y eliminó la exigencia de apostillamiento a venezolanos.[36][37]
  • La canciller de Costa Rica, Epsy Campbell, informó que el país mantendrá su “actitud humanitaria de recibimiento” a los venezolanos, entendiendo que la situación política que vive ese país es “compleja”.[38]
  • Los países de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Ecuador se reunieron el 3 y 4 de septiembre de 2018 en Quito para tratar sobre el éxodo venezolano.

    La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, negó que en ese país exista en la actualidad una crisis humanitaria que sería la causa de que un gran número de ciudadanos venezolanos migren hacia otros países.Rodríguez adujo que la crisis humanitaria de la que se habla en Venezuela sería “una excusa de Estados Unidos para atacar al país y profundizar la guerra económica”[40][41]​ Se trata de “fake news”. Así, el gobierno de Nicolás Maduro negó que haya una crisis humanitaria por la migración que desborda a Latinoamérica y llevó a Brasil a desplazar tropas a la frontera.El tema de los venezolanos que emigran “ha sido usado de manera bárbara, criminal y xenófoba por gobiernos xenofóbicos y racistas”, aseveró este miércoles el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, al calificar de “fake news” (noticia falsa) información que habla de una “crisis humanitaria”.[42][43]

    Plan vuelta a la patria

    El Gobierno de Venezuela implementó en Perú el "Plan vuelta a la patria"[44]​ que ofrece el pago de pasajes a los inmigrantes venezolanos que quieran regresar a su país.[45][46]​ El 28 de agosto de 2018, 89 venezolanos retornaron a su país desde Perú.[47]​ El programa se implementó además de Perú en otros países de Sudamérica.[48]

    Declaración de Quito

    La Declaración de Quito sobre movilidad humana de ciudadanos venezolanos en la región fue firmada en la capital ecuatoriana el 4 de septiembre de 2018 por los representantes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. Bolivia y República Dominicana no suscribieron el documento. La última nación argumentó que era un país observador en el encuentro al que Venezuela decidió no asistir.

    La cita buscaba intercambiar información y lograr una respuesta coordinada al masivo flujo migratorio de ciudadanos venezolanos. En el encuentro los países reiteraron su preocupación por el deterioro de la situación interna que provoca la migración masiva, por lo que llaman a aceptar la apertura de asistencia humanitaria en la que se convenga la cooperación de gobiernos y organismos internacionales para descomprimir lo que consideran una crítica situación.

    Entre los puntos más destacados que acordaron los gobiernos de la región figuran la aceptación de documentos de viaje vencidos, cédula de identidad de los venezolanos para fines migratorios y la exhortación al gobierno de Nicolás Maduro a tomar de manera urgente y prioritaria las medidas necesarias para la provisión oportuna de cédulas de identidad, pasaportes, partidas de nacimiento, partidas de matrimonio y certificados de antecedentes penales, así como de las apostillas y legalizaciones.[49]

Véase también

Más de Venezuela